[Apunte para «Tabaquería»]

[texto manuscrito, tal vez 1928]


Alvaro de Campos


El hombre, bobo de su inspiración, sombra chinesca de su ansia inútil, sigue, rebelado e innoble, siervo de las mismas leyes químicas, en el rodar imperturbable de la Tierra, implacablemente alrededor de un astro amarillo, sin esperanza, sin sosiego [?], sin otro consuelo que el amparo de sus ilusiones de la realidad y la realidad de sus ilusiones. Gobierna estados, instituye leyes, declara guerras; deja tras de sí memorias de batallas, versos, estatuas y edificios. La Tierra enfriará sin que eso importe. Extraño a eso, extraño[?] desde el nacimiento, el sol, si un día alumbró, dejará de alumbrar; si dio vida, dará asimismo la muerte. Otros sistemas de astros y de satélites darán por ventura nuevas humanidades; otras especies de eternidades fingidas alimentarán almas de otra especie; otras creencias pasarán en corredores lejanos de la realidad múltiple. [?] Otros Cristos [?] subirán en vano a nuevas cruces. Nuevas sectas secretas tendrán en la mano los secretos de la magia o de la Cábala. Y esa magia será otra, y esa Cábala diferente.

Sólo uno, la obediencia pasiva, sin revueltas ni sonrisas, tan esclava como la revuelta [...], es el sistema espiritual adecuado a la exterioridad absoluta de nuestra vida sierva.


3 comentarios:

celemines dijo...

GRANDIOSO PESSOA. CUANTO MÁS LO LEO, MÁS ME GUSTA.

Charmain dijo...

This is cool!

Emma Villaurrutia dijo...

De verdad que ha sido un golpe de suerte y me llena de alegría haber encontrado este blog! El trabajo de traducción que hay en él y los textos de Pessoa y sus heterónimos son muy buenos y raros, me encantó! Felicidades! :D