[Para hablar de mí]

[texto manuscrito]

Antonio Mora


En cuanto a mí (para hablar de mí) si a veces padezco de este mal de cansancio, que es uno de los tedios de la vida contemporánea, basta que abra el libro de Caeiro, y recupero la fe en mi cuerpo, y la quietud de la decisión antes de actuar. Todo se me vuelve un aire de las montañas, y la visión salubre de una extendida al sol. En la prisa, en el ruido y en la turbación de la vida de hoy, complace abrir este libro y encontrar, otra vez, la cara amiga de la naturaleza primera, los campos como son cuando sólo los gozamos sin pensar en ellos y las flores como parecen cuando la alegría imperfectamente las contempla.


No hay comentarios: