[Cancionero]

Fragmento escrito para la Introducción al Cancionero, en el que pensaba reunir su obra lírica.

 

Cancionero” es, como la misma palabra lo dice, una selección (colección) de Canciones. Canción es, propiamente, todo aquel poema que contiene emoción bastante como para que parezca hecho para ser cantado, esto es, para existir en él naturalmente el auxilio, aunque implícito, de la música.

Puede ser narrativo, como cuando es balada; (...) lo que no puede ser es, por un lado, largo, pues el canto no puede durar mucho, y el libreto de una ópera no es más que una colección de canciones; por otro, epigramático, o vertido en moldes semejantes a los del epigrama, pues el epigrama es el poema destituido de emoción, excepto la mínima inseparable de todo cuanto es humano, y los moldes de la poesía de estilo epigramático excluyen la musicalidad. Por eso no se puede llamar canción a un soneto, que es un epigrama de catorce versos, dispuestos en dos cuartetos y dos tercetos, como en el soneto regular, o en tres cuartetos y un dístico, como en el soneto shakespeareano.

[Dijimos que debemos llamar canción aun poema] que contiene emoción bastante para parecer que en él se está cantando. La canción excluye, por lo tanto, todo cuanto no se puede cantar. No se puede cantar lo que es largo; no se puede cantar lo que es duro; no se puede cantar lo que es rígido y formal. Por eso la canción excluye el poema largo, excluye el poema satírico, excluye el epigrama y todo poema que se sirve de una forma rígida, como, por ejemplo, el soneto. Salvadas estas limitaciones, todo poema es una canción.

No puede llamarse canción el que excluye el elemento musical. Por eso no puede llamarse canción a un poema en verso irregular o libre, ni a un poema en el que no haya rima.

Fernando Pessoa


No hay comentarios: