[Subespecies de la poesía lírica]

[texto dactilografiado, tal vez 1924]


A

las tres subespecies de la poesía lírica –la heroica, la elegíaca y la lírica propiamente dicha– atribuían los antiguos la protección de tres musas, Calíope para la primera, Erato para la segunda, y para la tercera Polimnia.

Se llama poesía lírica, en buena razón estética, a toda aquella que no es dramática ni narrativa, y en la especie de la poesía llamada narrativa hay por cierto que incluir la didáctica. La poesía lírica puede expresar directamente los sentimientos y las emociones del poeta, sin querer sacar de ellos conclusiones generales, o atribuirles mayor sentido que el de ser simplemente emociones y sentimientos: es ésta la poesía propia o simplemente lírica. A ésta la rige Polimnia. Puede también la poesía lírica expresar no sentimientos o emociones del poeta, sino el concepto que se forma de esos sentimientos, o de los ajenos: es ésta, propiamente, la poesía elegíaca, que no es forzoso que sea triste, como el uso vulgar del nombre ordinariamente indica. De esta poesía la musa es Erato. Puede, por fin, la poesía lírica dedicarse a exaltar o a deprimir la persona o las realizaciones de otro, no tanto comentándolos, cuanto elevando o disminuyéndolos: es ésta, en sus dos ramos, la poesía heroica y la satírica. A estas legítimamente rige Calíope, aunque no le hayan dado los antiguos la regencia de la sátira.

Fernando Pessoa