Nietzsche

[texto manuscrito]

Antonio Mora


Regreso de los Dioses

Nietzsche

Nosotros, verdaderos paganos, sentimos que él no es nuestro. El disfraz del liberto no sabe ocultar el agacharse del esclavo. Bajo el […] vela la […] del siervo.

Porque en verdad lo que importa es que en su doctrina la Ciencia del cristiano subsiste –causa que esta no […] sino en la sustitución del espíritu de lo absoluto al de lo relativo. Ascetismo del sacrificio, o ascetismo de la crueldad: ¿qué importa?

Contra la voluntad de excedencia, que caracteriza a Nietzsche, como a todos los cristianos, es […] la voluntad de equilibrio. Por el equilibrio el mundo resiste. ¿Qué es la vida sino un equilibrio entre integración y desintegración?

Hasta la crueldad contra sí mismo, que Nietzsche preconiza, tiene un sabor cristiano que no engaña. Aquí se rompen los trapos podridos con que el cristiano busca destruir los del liberto. Aquí se esconde, en todo su abyecto sentir, el espíritu ascético y excedencial. Poco importa que a ese Absoluto se lo llame Vida, Bien o Verdad. Es un absoluto. ¿Pero no será el equilibrio un absoluto? ¿No puede serlo porque es esencialmente relación?


No hay comentarios: