[La imaginación realista de los griegos antiguos]

[texto manuscrito, tal vez 1916]

Antonio Mora


Regreso de los dioses

El empleo legítimo de la invención es el perfeccionamiento de la existencia.

La imaginación puede ser de tres especies, conforme pretenda sustituir, prolongar o armonizar la materia. Una especie de imaginación, hija del desprecio por el mundo real, busca crear otro mundo, en el que viva más feliz. Otra especie de imaginación, hija del sentimiento de insuficiencia del mundo real, busca prolongar ese mundo en otro, imaginado. Otra especie todavía, nacida del sentimiento de comodidad imperfecta del mundo real, busca crearlo más a su manera. Ésta ve en la adaptación a lo real el criterio práctico de la felicidad, que, como las otras, busca; pero, para que lo más completa y fácilmente posible se adapte a ese mundo, procura adaptarlas también a sí.

Es la imaginación realista de los griegos antiguos.

Como esta invención busca su apoyo en la materia, procura conocerla, saber sus leyes; de ahí aprende a obedecer la idea de ley, y en cada fin encontrar la ley que rige ese fin.