[Nada vuelve, nada se repite]

[texto manuscrito]

Antonio Mora


ad finem

¿En qué consiste la reforma del paganismo, y su novedad? No en la recurrencia, porque por ventura todo es cíclico y la rueda de los acontecimientos toca en tierra de vez en cuando con el mismo punto de su círculo, siendo sin embargo otro punto de la tierra donde toca; porque, aunque todo pueda en cierto modo repetirse, aún es cierto como dice Caeiro que:

Nada vuelve, nada se repite, porque todo es real.

Y así la recurrencia.

Consiste la reforma del paganismo, por consiguiente, en la reconstrucción racional de la religión antigua, en la que nuestra civilización nació. No renace la misma, porque eso sería volver, no ella, sino el propio tiempo.

Llegada, sin embargo, la civilización europea a aquel estado de alejamiento de la barbarie en que por fuerza aparecen las artes de la cultura, sufrió su primera sacudida. Incapaz, tal cual era, de soportar la ciencia, o el arte, puesto que ellas se fundan en la libertad, y ella en la tiranía; ambas en el […]


No hay comentarios: