La influencia de la ingeniería en las artes nacionales

(Apuntes para una estética no-aristotélica)

[texto dactilografiado, 1924]

Alvaro de Campos


Cuanto piú un' arte porta seco fatia
di cuerpo, tanto piú è vile.

Leonardo da Vinci


D esde hace mucho sustento la teoría de que la civilización es la creación de estímulos con un exceso constantemente progresivo sobre nuestra capacidad de reacción a ellos. La civilización es, pues, la tendencia a la muerte por el desequilibrio. Lo más útil que la ficción real llamada pueblo puede hacer es resistir a civilizarse por procesos de civilización. Existir es no dejarse matar; ser civilizado es inventar reacciones contra los estímulos que ya exceden la reacción posible, esto es, inventar reacciones artificiales, o sea civilizadas, contra la propia civilización.

Todo lo que está vivo subsiste por el equilibrio de dos fuerzas: la de integración y la de desintegración, el anabolismo y el catabolismo de los fisiólogos. La que desintegra hace vivir y morir; la que integra hace morir y vivir. Una insiste, y otra subsiste. Hasta la civilización (sociedad), o sea, en el orden biológico e incluso por debajo del biológico, la fuerza que insiste es la que crea, porque destruye, y destruir es transformar; la fuerza que subsiste es la que deja crear, porque no deja destruir, y destruir es transformar para otro. En el orden que está por encima de la biología –esto es, en las sociedades– se invierte la dinámica de los factores agentes: la tendencia a subsistir es la que mata, la tendencia a no subsistir es la que hace vivir. Esto porque la sociedad es un cuerpo naturalmente artificial, y vive, por eso, según leyes que son contrarias a las leyes naturales.

¿Qué hace subsistir en las sociedades? La tradición, la continuidad, la tendencia a permanecer, esto es, a no vivir. Y la tradición, la tendencia a permanecer, tiene tres formas: el apego al pasado, que es la tradición vulgar; el apego al presente, que es la moda; y el apego al futuro, que es el ideal social en que se confía. ¿Qué hace vivir, esto es, no subsistir, en las sociedades? La antitradición, la tendencia a no permanecer. Y la tendencia a no permanecer tiene tan sólo una forma: el apego al no pasado, al no presente, y al no futuro. Esto quiere decir el apego a lo abstracto y al ideal en que no se confía. Por eso la fuerza que conserva las sociedades es inteligencia de abstracción e imaginación.

La inteligencia de abstracción e imaginación tiene dos formas: la matemática y la crítica. La matemática abstrae de toda experiencia, excepto de la esencia de la experiencia; el único criterio de verdadera objetividad que tenemos es el criterio de matematización. La crítica abstrae de toda experiencia excepto de ser nuestra esa experiencia; el único criterio de verdadera subjetividad que tenemos es el de la confrontación, no de nuestras impresiones con las cosas, sino de las cosas con nuestras impresiones.

Debe comprenderse que entiendo por crítica toda actividad crítica: la crítica, en el sentido en que empleo la palabra, incluye toda forma de actividad que, o bien no acepta, o bien quiere sustituir la objetividad de la experiencia. Así, el arte es una forma de crítica, porque hacer arte es confesar que la vida no sirve, o no alcanza. Así, también, la parte por así decir dogmática de la religión (no su parte social ni su parte metafísica) es una forma de crítica, porque creer en una cosa sin hacerlo con una razón, aunque aparente (como sucede en la metafísica, que procura explicar), no siendo esa cosa un elemento de la experiencia (objetiva), es querer substituir esa experiencia...

[manuscrito] La crítica es, en suma, todo artificio que es hecho con inteligencia, y sin fin social ninguno. En cuanto sirva a un ideal en vez de a una impresión, la crítica es falsa como crítica, no es crítica, en suma, sino sólo opinión.

2 comentarios:

theDruid dijo...

Es totalmente impresionante...
me deja pasmado.

Me llena un poco el alma y la racionalidad hasta que llegue la proxima ruptura...

PasChatFou dijo...

el titulo original no refiere lo nacional, si no lo racional de las artes. A INFLUÊNCIA DA ENGENHARIA NAS ARTES RACIONAIS. Ojalá se tome en cuenta