[Una prolongada servidumbre colectiva]

Producto de dos siglos de falsa educación frailesca y jesuita, seguidos de un siglo de pseudo-educación confusa, somos las víctimas individuales de una prolongada servidumbre colectiva. Fuimos abatidos [...] por liberales para quienes la libertad era el simple santo y seña de una secta reaccionaria, por libres-pensadores para quienes el cúmulo del librepensamiento era impedir una procesión, de masones para quienes la Masonería (lejos de haberla considerado la depositaria de la herencia sagrada de la Gnosis) nunca fue más que una Carbonaria ritual. Producto así de educaciones dadas por criaturas cuya vida era una perpetua traición a aquello que decían que eran, y a las creencias o ideas que decían servir, teníamos que ser siempre de los alrededores...

Fernando Pessoa


No hay comentarios: