[Si visitantes de un convento de carmelitas]

[texto manuscrito]

Antonio Mora


Si, visitantes de un convento de carmelitas, en campaña de estudio de uno de esos descalzos, observásemos bien con teoremas de nuestros sentimientos, ¿los juzgaríamos los mismos que lanzaron contra la fría (…) la furia de las cruzadas, y fueron el óleo […] con que se encendió la lámpara de los descubrimientos?

Cuántos de vosotros, instruidos sobre la Revolución Francesa, no sabéis ver que los motivos que la determinaron son los mismos que el Cristianismo (…) que ella es un movimiento cristiano laico, y que, su oposición al Cristianismo es apenas como la parte al todo.

Cuántos de vosotros no veis cómo las ideas, llamadas «modernas», de igualdad social entre hombre y mujer, de igualdad de derechos entre hombre y hombre, de […] tienen origen en el sentimiento que nace en el estertor del imperio romano, entre esclavos, […]

[…] aparte lo que son de características de todas las involuciones de las sociedades, en que la disciplina de las fórmulas necesarias conceda a la molicie de las gentes, y el sentido de las realidades naturales de la sociedad –el principio constructivo, el principio de la guerra- se extingue en la noche con la inteligencia capaz de contrariar, y el sentimiento capaz de estimular?

Excedo lo que debo, y la obra tarda. ¿Cuál es, entonces, la sustancia del paganismo?