[Cristismo y virtudes morales]

[texto manuscrito]

Antonio Mora


De las virtudes que el cristianismo incita, ninguna, de las que son verdaderamente virtudes, le es propia; las tiene en común con el paganismo, como también con la mayoría de los sistemas religiosos y éticos. Y hay otras que, o no tiene, o no incita, como son el culto de la verdad, la dignidad, la escrupulosa justicia. Las que le faltan son, en general, las virtudes viriles.

Los principios morales, que más marcadamente le son propios, son destructivos. Son el misticismo, el caballerismo y el humanitarismo.

Hay virtudes que el Cristianismo pregona, que son antinaturales, como la castidad, pero en parte por ser aristocráticos, in-plebeyizables, in-generalizables.


No hay comentarios: