[Inglés y alemán]

[texto dactilografiado, tal vez 1915]


E l inglés es intuitivo en todo; el alemán pensador y reflexivo. Véase, por ejemplo, en el espíritu práctico, como el inglés es espontáneo y como que intuitivamente práctico y comercial, mientras que el tedesco lo es reflexivamente y (...) (Ver indicaciones de la verdad de esto en el panfleto sobre Alemania publicado por el Daily Mail.)

Alemania nunca podrá tener un poeta dramático como Shakespeare ni un poeta filósofo como Wordsworth –ni, en verdad, como Antero– dado que para ser un poeta dramático supremo es preciso ser un intuitivo y no un pensador consciente, así como para ser un poeta metafísico –un buen poeta metafísico, entiéndase– es necesario tener una constitución de místico, esto es, de intuitivo, o sino poseer, como el portugués, por su emoción constitucional, el poder de emocionalizar el pensamiento, como lo hacia Antero, que no era un intuitivo, sino un pensador y un sentimental, como, por lo demás, nos muestra su fuerte organización moral. Pero Wordsworth no era un sentimental; sólo que el pensamiento de todas las especies se le presentaba íntimamente sentimiento: es decir, era místico.

Emerson ve en el Fausto de Goethe el defecto de ser muy «moderno». No es eso lo que él siente; la interpretación es mala. Lo que él realmente siente es que el Fausto no es completamente intuicionado, sino, puesto que inspirado, como todos los poemas, pensado, y demasiado pensado.

Fernando Pessoa