[Egoísmo]

[texto mecanografiado, Enero de 1917]

Para mí, mi egoísmo es la superficie de mi dedicación. Mi espíritu vive constantemente en el estudio y en el cuidado de la Verdad, y no tengo escrúpulo en dejar, cuando me despoje de las vestiduras que me ligan a este mundo, una obra que sirva al progreso y al bien de la Humanidad.

Reconozco que el sentido intelectual que ese Servicio de la Humanidad toma en mí, en virtud de mi temperamento, me aparta, muchas veces, de las pequeñas manifestaciones que en general revelan el espíritu humanitario. Los actos de caridad, la dedicación por así decir cotidiana, son cosas que en mí raras veces aparecen, aunque nada haya en mí que represente su negación.

En todo caso, reconozco, en justicia para conmigo mismo, que no soy más egoísta que la mayoría de los individuos, y mucho menos lo soy que la mayoría de mis colegas en las artes y en las letras. Parezco egoísta a aquellos que, por un egoísmo absorbente, exigen la dedicación de los otros como un tributo.

Fernando Pessoa


No hay comentarios: